Alquiler financiero

Parfip es el líder del alquiler financiero dentro del sector « small ticket », un sector de  la financiación situado en el seno de los principales motores económicos de la vida cotidiana.

Más conocidas en el mundo del automóvil, las ofertas de alquiler financiero se generalizan en muchos otros sectores en los que Parfip Lease  se ha convertido en socio indispensable: equipos médicos, tecnología para  la oficina, material de seguridad, nuevas tecnologías (programas informáticos, páginas de internet) energías renovables, tecnologías “verdes”, etc.

 

 

La firma de un contrato de alquiler con una eventual prestación de servicios asociada es una operación que implica 3 partes:

 

Bulles        EL PROVEEDOR,  instalador o distribuidor de un bien mobiliario, servicio o página de internet , llamado SOCIO.

Bulles        EL CLIENTE FINAL ( usuario del bien, servicio o de la página internet) , llamado CLIENTE

Bulles        PARFIP LEASE  quien financia el contrato de alquiler o de licencia, llamado ARRENDADOR – SOCIO CAPITALISTA.

 

El Socio proveedor emprende una acción comercial dirigida a su cliente, se encarga de la instalación del material o de la creación de la página internet,  responsabilizándose de  las prestaciones y el mantenimiento asociado. 

Este cede el contrato a PARFIP LEASE quien financia el material o la página  internet y realiza el cobro de las mensualidades,  así como las eventuales prestaciones asociadas  a cuenta del Socio proveedor.

 

El socio proveedor percibe el montante del material o de la confección de la página internet al iniciarse el contrato así como las transferencias de eventuales prestaciones mientras que PARFIP LEASE asume el riesgo financiero y gestiona el seguimiento del contrato con el cliente.

 

El contrato de alquiler o de licencia de explotación de página internet se establece por un periodo determinado, sin ninguna opción de compra a la finalización del mismo.